GLOSARIO DE ENFERMEDADES INFLAMATORIAS INTESTINALES - 8 de Noviembre 2011 - Grupo de Apoyo YOTENGOCUCI


Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Compartir
Menú del sitio
Entrada
Mini-chat
Calendario
«  Noviembre 2011  »
LuMaMiJuViSaDo
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930
Archivo de registros
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 18
Le saludo, Visitante · RSS 2016-12-06, 8:46 AM

Inicio » 2011 » Noviembre » 8 » GLOSARIO DE ENFERMEDADES INFLAMATORIAS INTESTINALES
3:56 AM
GLOSARIO DE ENFERMEDADES INFLAMATORIAS INTESTINALES

GLOSARIO ENFERMEDADES INFLAMATORIAS INTESTINALES (II)



crohn, colitis y de todo un poco :: CROHN Y COLITIS :: Datos

para conocer mejor tu enfermedad


FÍSTULA:





Es una conexión anormal entre un órgano, un hueco (por

ejemplo, el intestino) y otra estructura (por ejemplo, la piel). Generalmente,

pueden resultar de infecciones o inflamaciones. La enfermedad intestinal

inflamatoria, como la colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn, es un

ejemplo de una enfermedad que conduce a la formación de fístulas entre dos asas

intestinales (fístula entero-entérica) o entre el intestino y la piel (fístula

enterocutánea). La fístula anal es un absceso que se inicia generalmente en las

glándulas del interior del ano, formando un trayecto que llega hasta la piel

que lo rodea y por el cual llegan a salir las heces. Las fístulas anales suelen

necesitar un tratamiento quirúrgico, con apertura del trayecto, cura local y

cicatrización, evitando posibles complicaciones como la incontinencia y las

deformidades de la zona. Para prevenirlas es importante una buena higiene y

limpieza de la zona anal así como evitar el estreñimiento.






GLÁNDULAS:





Estructura anatómica formada por un grupo de células que

secretan una substancia determinada. Se clasifican en exocrinas, si secretan el

producto al exterior del organismo y endocrinas si la secretan en el interior.






GLÓBULOS BLANCOS (LEUCOCITOS):





Así denominados porque carecen de hemoglobina y, por lo

tanto, son de color blanco. Los leucocitos constituyen uno de los tipos de

células de la sangre. Su función radica en la defensa del organismo frente a

las infecciones o cuerpos extraños. Hay diferentes tipos:





los llamados polimorfonucleares (neutrófilos, eosinófilos y

los basófilos) y los mononucleares (los linfocitos y los monocitos).






GLÓBULOS ROJOS (HEMATÍES, ERITROCITOS):





Los glóbulos rojos son las células sanguíneas que contienen

en su interior hemoglobina lo que les da la capacidad de portar oxígeno y

llevárselo a las células y tejidos del cuerpo. Carecen de núcleo y tienen una

forma bicóncava característica.






GLUCOCORTICOIDES:





Son moléculas sintéticas con características similares a las

hormonas naturales producidas por las glándulas suprarrenales. Se utilizan para

tratar una variedad de condiciones, incluyendo muchas enfermedades

inflamatorias, como el asma y algunas formas de artritis. Algunos ejemplos son

la prednisona, la hidrocortisona y la dexametasona.






GRANULOMA:





Es una acumulación de células inflamatorias, que tiene lugar

como respuesta inflamatoria crónica a antígenos persistentes. Se presentan en

una diversidad de patologías, entre ellas la EII.






HEMATÍES (ERITROCITOS, GLÓBULOS ROJOS):





Los hematíes son las células sanguíneas que contienen en su

interior hemoglobina lo que les da la capacidad de portar oxígeno y llevárselo

a las células y tejidos del cuerpo. Carecen de núcleo y tienen una forma

bicóncava característica.






HEMATOCRITO:





Se define como el índice que establece la relación

porcentual entre el nivel de glóbulos rojos y el de plasma total medido tras la

centrifugación de un capilar de vidrio lleno de sangre. Por lo tanto, describe

el porcentaje de células transportadoras de oxígeno con respecto al volumen

total de sangre.






HEMOGLOBINA:





Es la proteína transportadora de oxígeno y que se localiza

en el interior de los eritrocitos, lo que le da su color rojo (eritro (rojo) +

citos (células). Posee un átomo de hierro responsable del transporte de oxígeno

de la molécula.






HEMOGLOBINA CORPUSCULAR MEDIA (HCM):





Es uno de los tres índices eritrocitarios junto con el

Volumen Corpuscular Medio (VCM) y la Concentración de Hemoglobina Corpuscular

Media (CHCM). La HCM indica la cantidad media de hemoglobina que hay en los

eritrocitos o glóbulos rojos o hematíes.






HEMOGRAMA:





También denominado hematimetría, es el estudio de

laboratorio en el que se cuantifican los diferentes grupos celulares de la

sangre:





los glóbulos rojos (hematíes), los glóbulos blancos

(leucocitos), las plaquetas, y sus características, como el contenido de

hemoglobina.






HORMIGUEO:





Es un signo o síntoma de irritación de las fibras nerviosas

de un área determinada.






ILESTOMIA (v. Estoma)






INFLAMACIÓN (RESPUESTA INFLAMATORIA):





La respuesta inflamatoria (inflamación) es parte de la

reacción inmunitaria y se presenta cuando los tejidos son lesionados por

bacterias, trauma, toxinas, calor o cualquier otra causa. Determinadas

sustancias químicas incluyendo histamina, bradiquinina, serotonina y otras son

liberadas por el tejido dañado y hacen que los vasos sanguíneos derramen

líquido en los tejidos, lo que deriva en una inflamación localizada que permite

el aislamiento de la sustancia extraña.






INMUNOSUPRESIÓN (ACCIÓN INMUNOSUPRESORA):





Se define así a la situación fisiológica en la cual se

presenta disminución o ausencia de la respuesta inmune.






LEUCOCITOS (GLÓBULOS BLANCOS):





Así denominados porque carecen de hemoglobina y, por lo

tanto, son de color blanco, los leucocitos constituyen uno de los tipos de

células de la sangre. Su función radica en la defensa del organismo frente a

las infecciones o cuerpos extraños. Hay diferentes tipos:





los llamados polimorfonucleares (neutrófilos, eosinófilos y

los basófilos) y los mononucleares (los linfocitos y los monocitos).






LINFOCITO:





Es uno de los tipos de glóbulos blancos que juega un papel

importante en la defensa del organismo contra las enfermedades. Hay dos tipos

principales de linfocitos:





las células B, que elaboran los anticuerpos para luchar

contra bacterias y toxinas y las células T, que regulan procesos inmunológicos

de rechazo a infecciones virales, cáncer y transplantes.






MACRÓFAGO:





Se trata de una célula del sistema de defensa del organismo.

Realmente es un monocito que entra en el tejido convirtiéndose en histiocito o

macrófago.






METOTREXATO:





Fármaco que se agrupa dentro de los FARMEs (DMARDs). Es un

citostático (inhibidor de la proliferación celular) y en su acción interfiere

en los procesos que lleva a cabo el ácido fólico, actuando sobre la

proliferación celular, en este caso de células pro-inflamatorias.






MOCO:





El tracto digestivo posee una amplia variedad de mecanismos

de defensa que previenen que bacterias patógenas, virus y parásitos causen

infecciones. Entre estas defensas figura el moco intestinal. Por otra parte, la

mayoría de las substancias que comemos tienen que digerirse antes de ser

absorbidas. Para realizar su función de digestión, el intestino delgado

requiere de varias enzimas provenientes de glándulas intestinales,

submucosales, del hígado y del páncreas. La superficie del intestino se protege

de la acción de estas enzimas por medio del moco. El moco proviene de las

mismas glándulas y además de las células goblet que se encuentran inmersas

entre las células de la membrana intestinal.






NUTRICION PARENTERAL :





Mientras la nutrición enteral se administra en preparados

líquidos que van al tubo digestivo a través de la cavidad oral o mediante

sonda, la nutrición parenteral se introduce por vía endovenosa. Se usa en

pacientes cuyo tracto gastrointestinal no está funcionando.. Existen dos

modalidades:





la nutrición parenteral central y la periférica. Esta última

se administra por venas de menor calibre, en casos de requerimientos

relativamente bajos y por tiempo muy corto (máximo dos semanas). Está indicada,

en las enfermedades inflamatorias intestinales, síndrome de malabsorción,

insuficiencia pancreática, gastrectomizados, pacientes en radio y

quimioterapia. Es más lenta, más fácil de manejar y desarrolla menos

complicaciones. La nutrición parenteral central se utiliza en pacientes con

requerimientos mayores, que se prolongarán más allá del post operatorio, por

ejemplo, en el caso de un cáncer gástrico resecable.






NÓDULOS:





Protuberancias en la piel sólidas, elevadas de más de 10

milímetros de diámetro.






OBSTRUCCIÓN:





La obstrucción mecánica intestinal es un bloqueo parcial o

completo en el intestino. Los bloqueos pueden ocurrir en cualquier punto a lo

largo del intestino delgado o grueso. Son más comunes en el delgado. Cuando se

bloquea el intestino, los líquidos y alimentos no pueden pasar a través de él.

Esto causa dolor abdominal e hinchazón. La mayoría de los bloqueos del

intestino delgado son debidos a adhesiones. La mayoría de las obstrucciones del

intestino grueso son causadas por tumores. Los síntomas de la obstrucción son:





sensación de saciedad, gases, distensión abdominal, dolor

abdominal y calambres, vómito, estreñimiento, diarrea, halitosis (mal aliento).






OSTOMIA (v. Estoma).






PALIDEZ:





Se define como la pérdida anómala del color normal de las

mucosas o de la piel.






PERFORACIÓN :





La perforación intestinal libre del intestino delgado en la

enfermedad de Crohn es un evento raro. La frecuencia varía entre el 1 al 2% y

solamente en el 25% de los casos aparece como manifestación de la enfermedad.

La perforación gastrointestinal puede ser causada por una gama de enfermedades,

incluyendo apendicitis, diverticulitis, enfermedad ulcerativa, enfermedad de

Crohn y, con menor frecuencia, infecciones del intestino como la colitis

infecciosa. La perforación del intestino conduce a la fuga o filtración de los

contenidos intestinales hacia la cavidad abdominal, ocasionando una inflamación

llamada peritonitis. Sus síntomas son dolor abdominal intenso, fiebre, náuseas,

vómitos. La perforación intestinal es una indicación urgente de tratamiento

quirúrgico.






PERIANAL:





El área perianal o perineo es la zona de tejido blando que

cubre los músculos y ligamentos del suelo pélvico entre la vagina y el ano en

la mujer y entre el escroto y el ano en el hombre.






PERITONITIS:





Inflamación aguda o crónica del peritoneo (membrana que

limita la pared del abdomen y recubre los órganos abdominales). Esta

inflamación puede ser bacteriana o causada por un traumatismo directo en la

zona del abdomen, por acción de los jugos gástricos, sales biliares... En el

caso de las peritonitis agudas, suelen manifestarse con dolores abdominales,

náuseas y vómitos, fiebre, hipotensión, taquicardias y sed. El abdomen se

vuelve muy sensible. Las peritonitis crónicas se deben a una evolución de las

agudas si no se han curado bien. Pero lo más normal es que se originen como

consecuencia de otras enfermedades crónicas y por administración de algunos

fármacos de forma continuada.






PLAQUETAS:





Es uno de los elementos corpusculares de la sangre. Tienen

su función en la coagulación sanguínea o hemostasia, agrupándose para obturar

los orificios de los vasos sanguíneos dañados.






PREVALENCIA:





Se define como el número de casos existentes de una

enfermedad durante un periodo de observación determinado y expresado en

relación con una población definida.






PROCTOCOLECTOMIA:





Resección de parte del intestino grueso incluyendo el recto.

(v. COLECTOMIA)






PROSTAGLANDINAS:





Son substancias naturales que se forman por transformación

de ácidos grasos no saturados. Tienen muchas y variadas acciones en el

organismo. En la respuesta inflamatoria, existen evidencias de que las

prostaglandinas desempeñan un papel importante como mediador de la inflamación

y la fiebre.






PROTEINA C REACTIVA (PCR):





Se trata de una proteína sintetizada en el hígado que está

presente durante episodios de inflamación aguda. El aspecto más importante de

la PCR es su interacción con el sistema del complemento, uno de los mecanismos

de defensa inmunológica del cuerpo.

Visiones: 373 | Ha añadido: Sandy | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Copyright MyCorp © 2016
Alojamiento web gratis - uCoz