La etiología fúngica en las enfermedades inflamatorias intestinales. - 23 de Marzo 2012 - Grupo de Apoyo YOTENGOCUCI


Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Compartir
Menú del sitio
Entrada
Mini-chat
Calendario
«  Marzo 2012  »
LuMaMiJuViSaDo
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
Archivo de registros
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 18
Le saludo, Visitante · RSS 2016-12-09, 2:32 PM

Inicio » 2012 » Marzo » 23 » La etiología fúngica en las enfermedades inflamatorias intestinales.
5:34 PM
La etiología fúngica en las enfermedades inflamatorias intestinales.

La etiología fúngica en las enfermedades inflamatorias intestinales.


La enfermedad de y la , aunque se distinguen por características bien conocidas, se conocen colectivamente como Enfermedades Inflamatorias Intestinales (Inflamatory Bowel Disease en inglés o su acrónimo IBD).  Las se caracterizan por una serie de síntomas como diarrea, cólicos abdominales, sangrado rectal, pérdida de peso, fiebre, y una serie de síntomas extra-intestinales, incluyendo trastornos de los ojos, hígado, vesícula biliar, los músculos y las articulaciones, los riñones, y la piel [1]. Los tratamientos por lo general se centran en el alivio de los síntomas con fármacos anti-inflamatorios o cirugía (es decir, la eliminación de la parte afectada de los intestinos).

La causa de la EII sigue siendo "desconocida”

Algunos han implicado una etiología viral para la EII. En la revista médica The Lancet, [2] El Dr. Wakefield y sus colegas encontraron que tres de los cuatro hijos de madres que habían desarrollado durante el embarazo sarampión más tarde han padecido la enfermedad de Crohn . Es de destacar que la resistencia recurrente hacia los antibióticos con neumonía, hecho que precedió a la enfermedad de Crohn en cada caso.

Esto es importante porque se sabe que los antibióticos aumentan el riesgo de infección por hongos. [3] En otro estudio se pone de relieve este hecho: un paciente de ocho años que fue tratado con antibióticos después de recurrentes infecciones del tracto respiratorio superior desarrolló la candidiasis intestinal, un sobre crecimiento de la la levadura Candida albicans, en el intestino [4].

Otros científicos han encontrado en los hidratos de carbono a un posible culpable. Dos de los tres estudios en todo el mundo muestra que la media de ingesta de carbohidratos (pan, patatas, y azúcares refinados) es mucho mayor en aquellos que desarrollaron EII que en los que no lo hicieron. [5] ¿Por qué aparecen los hidratos de carbono como una de las causas posibles? ¿Podría ser que sean comúnmente contaminados con toxinas de hongos, de acuerdo con un artículo del JAMA 2002 y otras numerosas publicaciones agricolas, entre ellas el Consejo de Ciencia Agrícola y Tecnología? [6, 7]

En su libro, Romper el círculo vicioso, Elaine Gottschall describe el ciclo de la lesión mucosa intestinal, alteraciones en la digestión, mala absorción, sobre crecimiento bacteriano, aumento de las bacterias a casua de estos productos y la producción de mucosa, pasos que conducen a la lesión de la mucosa intestinal. Todos sabemos que los antibióticos pueden alterar la flora intestinal normal. Estas bacterias se encargan generalmente de mantener bajo control una cantidad relativamente pequeña de levaduras en los intestinos.

Sin embargo, cuando se toman antibióticos para varios propósitos -a los niños del estudio el Dr. Wakefield se les dieron un montón de antibióticos- lo normal, es que las bacterias dejen de hacer su función protectora, y no controlen  el crecimiento de levadura. Los efectos resultantes van desde la "diarrea leve a colitis severa, o sistémicas por hongos o bacterias difusión.” [8] .

Cuando los hongos se somatizan por el uso excesivo de antibióticos, la inflamación intestinal se puede ver reflejada por todo el cuerpo -los ojos, hígado, vesícula biliar, los músculos, las articulaciones, los riñones, y la piel- podriamo hablar de aparación de enfermedad inflamatoria intestinal.

Sin embargo, otros científicos han implicado directamente a las toxinas de hongos y levaduras, llamados micotoxinas, como causa de la enfermedad de Crohn.  El que fuera miembro de la Organización Mundial de la Salud, Dr. AV Costantini y otros expertos ha encontrado que las personas con enfermedad de Crohn a menudo tienen la aflatoxina, una micotoxina creada en la sangre por la Aspergillus moldes. Barclay consideró que la actividad de la enfermedad en pacientes con enfermedad de Crohn fue menor, mientras que siguieron una dieta libre de levaduras, especialmente evitando artículos de panadería y levaduras de cerveza. [9]

Algunos consideran que la levadura, Candida albicans, puede ser la causa de la enfermedad celíaca, también conocida como Sprue, o enteropatía por sensibilidad al gluten. [10] La enfermedad celíaca, los médicos dan por supuesto que es causada por una reacción a una proteína llamada gluten.

Este tipo de reacción alérgica conduce a la inflamación y con frecuencia síntomas graves no sólo en los intestinos, sino también todo el cuerpo. El tratamiento convencional, por lo tanto, implica la supresión de la inflamación y los síntomas con medicamentos antiinflamatorios más evitar el consumir granos que contengan gluten. Irónicamente, el maíz es un grano que no contiene gluten. Por lo tanto, pertenece a la lista de los granos comibles ofrecidos por profesionales y dietistas. Hace poco que la mayoría de los profesionales saben que el maíz a nível mundial está contaminado con micotoxinas.

Así, muchos pacientes celiacos al tener pocas opciones de granos sin gluten en su dieta tienden al exceso de consumo de maíz y es probable que se propague la enfermedad. Muchas personas han tratado con éxito (¿nos atrevemos a decir curarse?) su enfermedad celíaca, no sólo evitando por completo los granos -en especial el maíz-, sino también incluyendo los medicamentos antifúngicos en su tratamiento médico. Pueden incluir antifúngicos naturales, derivados de ácidos grasos del coco conocidos como ácidos caprílicos, o prescribirles antifúngicos más fuertes. Estos medicamentos más fuertes podrían consistir en una combinación de nistatina (un antifúngico de amplio espectro) y, o bien itraconazol  o fluconazol.

No es de extrañar que este mismo tipo de lesión también se ha visto en pacientes con enfermedad de Crohn. Otro hongo llamado Histoplasma produce enfermedad intestinal, con síntomas como diarrea, pérdida de peso, fiebre y dolor abdominal – suena familiar?-  La lesiones más comunes que se han visto en el intestino con esta infección se identifican como "masas o úlceras imitando la enfermedad inflamatoria intestinal o carcinoma". Los autores concluyeron que la histoplasmosis debe ser una "seria consideración” en un paciente inmunocomprometido con signos y síntomas de la EII. [11]. Esto significa que el sistema inmunológico se ha visto comprometido, o debilitado.

Las micotoxinas se encuentran comúnmente en nuestro suministro de alimentos. Las micotoxinas pueden suprimir nuestra función normal inmunológica. Por lo tanto, cualquier persona que ha tomado un antibiótico o consume granos o azúcar califica como una persona potencialmente inmunocomprometida.

Hemos visto hasta ahora que, en casi todos los casos de la enfermedad inflamatoria intestinal, el tratamiento convencional incluye el uso de anti-inflamatorios. Así, los investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis dieron un valiente paso y han realizado un estudio donde se ofrecen los pacientes con enfermedad de Crohn una estimulación inmunológica. [12] Se utiliza un medicamento realziado con una molécula de origen natural llamado Granulocitos-Factor estimulante de colonias de macrófagos (GM-CSF).

Y aunque se enfrentaron a duras críticas por parte de científicos de otras universidades para hacer esto, obtuvieron resultados sorprendentes: de los primeros 15 pacientes en el estudio [12], unos notaron una gran mejoría general, mientras que ocho de estos pacientes entraron en remisión completa! Todos los miles de pacientes con enfermedad de Crohn en América deberían de saber acerca de este estudio.

Pero no deberían de sentir la necesidad de acudir urgentemente a la consulta de su médico para obtener esta vacuna pues resulta muy cara (cuesta alrededor de $ 300 por mililitro – aproximadamente $ 1500 por cucharadita).

Más bien, deben aprender del resutlado de este estudio: por medio de un refuerzo inmunológico, los médicos fueron capaces de poner el 53 por ciento de los casos en total remisión lo que casi implica que una infección está en la raíz de la enfermedad y que por ayudar al sistema inmunológico del cuerpo el medicamento ayudó a superar al cuerpo de la "infección”, o la enfermedad.

Normalmente, un medicamento anti-inflamatorio se limita a controles de los síntomas de la enfermedad -no se cura-.  Esto es debido a que rara vez se aborda la verdadera causa de la enfermedad. En otras palabras, si el mal está en la dieta consumida, o en caso de daños (es decir, el sobrecrecimiento de levadura) y no se abusó del uso de antibióticos antreriormente, la cura será dificil de alcanzar. En este caso, consideramos que la "infección” en el intestino de pacientes con enfermedad de Crohn es causada por hongos y micotoxinas.

Por cierto, usted puede estimular su sistema inmunológico mucho menos costoso y sin receta mediante la adopción de beta-glucanos. El uso de probióticos – Lactobacillus acidophilus, etc – también es muy vital para revertir los daños de antibióticos, ya que estas bacterias pueden mantener buenas levaduras y hongos que volverán a establecerse en el intestino.

Cualquier persona que ha sido diagnosticada con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn sabe lo que estas enfermedades pueden causar. Habida cuenta de las alternativas para el tratamiento -la mayoría inmuno deprimidos, drogas con efectos secundarios y la cirugía- pensamos que valdría la pena un juicio sobre un programa que incluye una dieta baja en carbohidratos y medicamentos antifúngicos o suplementos. En el libro del año 1944 Micología Clínica de Johns Hopkins  ya destaca la importancia de seguir una dieta baja en carbohidratos y el tratamiento de las levaduras. [13] Si un hongo o micotoxina está verdaderamente implicado, todos estos enfoques ayudarían a eliminar los síntomas de la enfermedad o "administrarla” mejor

Referencias:

  1. Diario de Medicina musculo esqueléticos. Nov. 1996. Pp 28-34.
  2. Wakefield. The Lancet. 1996. 348:315-317.
  3. Baldwin, Richard S. El Hongos Combatientes: Dos Mujeres Científicas y su descubrimiento de Cornell University Press Ithaca y Londres. 1981.
  4. Ruiz-Sanchez, La candidiasis intestinal. Un informe clínico y comentarios acerca de este patógeno oportunista. Mycopathologia. 2002; 156 (1) :9-11.
  5. Enfermedades inflamatorias del intestino. Allan, RN, Keighley, MRB, Alexander-Williams, J., and Hawkins, CF [Eds.]. Churchill Livingstone, Nueva York. 1990
  6. Etzel, R. Mycotoxins.Journal of the American Medical Association. 287 (4). Enero 23/30, 2002.
  7. Consejo de Ciencia y Tecnología Agrícola. Micotoxinas: Riesgos en vegetales, animales y humanos. Riesgos para la salud. Informe del Grupo Número 139. Enero de 2003. CAST. Ames, IA.
  8. Saadia, Roger y Lipman, Jeffrey. "Los antibióticos y el intestino”. Revista Europea de Cirugía. 1996. Supl. 576:39-41.
  9. Barclay, GR, et. al. (Scandinavian Journal of Gastroenterology. 1992. 27:196-200.
  10. Nieuwenhuizen, W., et al. Candida albicans es un factor desencadenante en la aparición de la enfermedad celiaca? Lancet. Junio 21, 361 (9375) :2152-2154.
  11. Kibbler, CC, et. al [Ed.]. Principios y Práctica Clínica de Micología 1996. John Wiley & Sons, Ltd., West Sussex, Inglaterra
  12. Hesman, T. WU Researchers have developed controversial Crohn’s treatment. Hesman,T. St. Louis Post-Dispatch. St. Louis Post-Despacho. Nov 8, 2002. http://aisweb.wustl.edu/alumni/atwu.nsf/srohns. http://aisweb.wustl.edu/alumni/atwu.nsf/srohns.
  13. Conant, et al. Manual de Micología Clínica. WB Saunders, Philadelphia. 1944.
Visiones: 346 | Ha añadido: yotengocuci | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Copyright MyCorp © 2016
Alojamiento web gratis - uCoz