Alimentacion y Enfermedad Inflamatoria Intestinal - 26 de Marzo 2012 - Grupo de Apoyo YOTENGOCUCI


Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Compartir
Menú del sitio
Entrada
Mini-chat
Calendario
«  Marzo 2012  »
LuMaMiJuViSaDo
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
Archivo de registros
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 18
Le saludo, Visitante · RSS 2016-12-09, 10:47 AM

Inicio » 2012 » Marzo » 26 » Alimentacion y Enfermedad Inflamatoria Intestinal
5:59 PM
Alimentacion y Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Comer y beber


La alimentación es una parte esencial en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales.

En general, se puede decir que una dieta adecuada en estas circunstancias es una alimentación saludable que se modificará según las necesidades del momento o la fase de la enfermedad, y de los posibles problemas de salud que pueda presentar cada persona.

En este sentido se aconseja: 
  • Conocer y aplicar las recomendaciones dietéticas indicadas en las enfermedades inflamatorias intestinales. 
  • Seguir las pautas dietéticas recomendadas según la enfermedad se encuentre en:

    Fase activa 
    - Fase de remisión
  • Cuando se puede introducir un alimento nuevo se aconseja hacerlo en pequeñas cantidades en la comida de la mañana o el mediodía. Esto deja toda la tarde para observar posibles intolerancias. Si es bien tolerado, hay que esperar de 3 a 5 días para volverlo a introducir, después se puede tomar en días alternos y finalmente cada día. Y entonces volver a esperar un mínimo de 5 días a 1 semana (son tiempos orientativos) para introducir otro alimento nuevo.

    En el caso que un alimento no sea bien tolerado se aconseja suspender la ingesta hasta haberlo comentado con el equipo de salud.

    Además, se recomienda llevar un registro dietético de todas los comidas con los alimentos que se han introducido en cada fase de la enfermedad y anotar el grado de tolerancia a cada uno de ellos y, por último, hacer una pequeña lista de las tiendas especializadas de la zona donde se vive o trabaja que vendan alimentos que puedan ser necesarios en algún momento, como por ejemplo bebida de soja o arroz o postre de soja. 
  • Seguir las pautas dietéticas que aseguren el equilibrio entre las necesidades generadas por la misma enfermedad y las propias de la etapa vital en que se encuentra cada persona.

    - Alimentación y EII y otras situaciones de vida
  • Aprender a realizar modificaciones dietéticas según las manifestaciones extraintestinales que se puedan presentar.

    - Alimentación y EII y otros problemas de salud


Se recomienda tener en cuenta todos los consejos generales, que permitirán adoptar hábitos saludables en relación con la actividad de la vida diaria de:

Comer y beber


Moverse y mantener una postura corporal correcta

Combinar la alimentación saludable con un cierto ejercicio físico, adaptado a las circunstancias de vida de cada persona, es básico para mantener un óptimo estado de salud. Cuando se tienen enfermedades inflamatorias intestinales, especialmente si presentan manifestaciones extraintestinales que afectan las articulaciones (como la artropatía periférica, la sacroiliitis o la espondilitis anquilosante), es muy importante realizar alguna actividad física adaptada a la vez que se siguen unas pautas dietéticas correctas para mantenerse en la mejor condición física.

En este sentido se aconseja: 
  • Seguir el tipo de actividad física que el profesional de la salud haya indicado, en función del grado de actividad de la enfermedad y de la posible aparición de manifestaciones extraintestinales, especialmente las de tipo articular.  

  
Se recomienda tener en cuenta todos los consejos generales, que permitirán adoptar hábitos saludables en relación con la actividad de la vida diaria de:
 
Moverse y mantener una postura corporal correcta


Reposar y dormir

Un descanso reparador es necesario para un óptimo estado de salud en cualquier situación de la vida, incluyendo las enfermedades inflamatorias intestinales. Una dieta adaptada según la fase de la enfermedad, espaciada a lo largo del día y con una cena ligera pueden ayudar a dormir y a descansar mejor.

En este sentido se aconseja: 
  • Seguir las pautas dietéticas según se esté en una fase activa o de remisión.
  • Evitar hacer comidas muy abundantes por la noche que puedan dificultar el descanso. 
  • Intentar cenar unas 2 horas antes de irse a dormir. 
  • En caso de dificultad para conciliar el sueño, aumentar el consumo (siempre que sea adecuado según la fase de la enfermedad) de los alimentos ricos en: 
    • Triptófano, como los huevos, el jamón, los lácteos, el pescado azul, el arroz, la patata, el trigo, la calabaza y los frutos secos. 
    • Vitamina B6, como el plátano, los cereales y el aguacate. 
    • Magnesio, como los cereales integrales, los frutos secos, las verduras de hoja verde y las legumbres. 
    • Infusiones relajantes como la tila y la melisa. 

Alimentación saludable / nutrientes


Se recomienda tener en cuenta todos los consejos generales, que permitirán adoptar hábitos saludables en relación con la actividad de la vida diaria de:
Las personas con una enfermedad inflamatoria intestinal deben adaptar la dieta a su estado de salud, que está condicionado principalmente por el grado de actividad de la enfermedad. La aparición de ciertas complicaciones, como las fisuras anales y tener que llevar una ostomía, afectan muy directamente la vida diaria.

En este sentido se aconseja: 
  • Seguir las pautas dietéticas según la enfermedad esté en una fase activa o de remisión
  • Seguir las pautas dietéticas ante la aparición de irritaciones y fisuras anales y otras situaciones de salud como ser portador de una colostomía o ileostomía.

Se recomienda tener en cuenta todos los consejos generales, que permitirán adoptar hábitos saludables en relación con la actividad de la vida diaria de:


Evitar peligros y prevenir riesgos

Las personas con una EII deben conocer la enfermedad así como sus manifestaciones, y saber como actuar ante un brote y las recomendaciones nutricionales que hay que seguir para evitar en la medida de lo posible situaciones que puedan favorecer la aparición o el agravamiento de un brote o de su estado de salud.

En este sentido se aconseja: 
  • Seguir las pautas dietéticas según la enfermedad esté en una fase activa o de remisión
  • Seguir las pautas dietéticas ante la aparición de irritaciones y fisuras anales y otras situaciones de salud como ser portador de una colostomía o ileostomía.

Visiones: 411 | Ha añadido: yotengocuci | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Copyright MyCorp © 2016
Alojamiento web gratis - uCoz