Tratatmiento Psicologico en E nfermedad Inflamtoria Intestinal - 21 de Marzo 2012 - Grupo de Apoyo YOTENGOCUCI


Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Compartir
Menú del sitio
Entrada
Mini-chat
Calendario
«  Marzo 2012  »
LuMaMiJuViSaDo
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
Archivo de registros
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 18
Le saludo, Visitante · RSS 2016-12-09, 2:32 PM

Inicio » 2012 » Marzo » 21 » Tratatmiento Psicologico en E nfermedad Inflamtoria Intestinal
5:58 PM
Tratatmiento Psicologico en E nfermedad Inflamtoria Intestinal
Enfermedad inflamatoria intestinal y aspectos emocionales
La relación existente entre la enfermedad inflamatoria intestinal y los trastornos emocionales ha sido objeto de
diversas investigaciones en estos últimos años. Son muchos los autores que han indicado que los pacientes
afectados por la enfermedad inflamatoria intestinal presentan una elevada tasa de trastornos psiquiátricos, tales
como depresión y ansiedad (9, 10, 11, 12, 13).
Se ha constatado que las alteraciones psicopatológicas varían y se agravan dependiendo del curso de la
enfermedad, lo que podría estar sugiriendo que los trastornos psiquiátricos son secundarios a la enfermedad física
(12, 14). No obstante, es posible que la relación entre psicopatología y enfermedad inflamatoria intestinal no sea
tan directa, sino que, dicha relación, podría estar siendo mediatizada e influenciada por las repercusiones que se
dan en el estilo de vida del paciente como consecuencia del padecimiento del trastorno orgánico. Como explican
algunos autores, las repercusiones psicosociales que se producen como consecuencia del brote de la enfermedad,
como por ejemplo, la incapacidad para trabajar, el retraimiento social o los cambios en la vida familiar, podrían
estar influyendo en la valoración personal que hace el sujeto de sí mismo y podría provocar la aparición de
trastornos ansioso-depresivos (12).
No obstante, estudios psicoinmunológicos recientes han demostrado que, si bien es cierto que el padecimiento de
la enfermedad afecta al incremento en la probabilidad de aparición de trastornos emocionales, éstos, a su vez,
afectan a la propia enfermedad inflamatoria intestinal, haciendo, en muchas ocasiones, que empeore la
sintomatología. Esto se debe a la relación existente entre los trastornos del estado de ánimo y el incremento en el
número de linfocitos T Helper en el organismo, lo cual es causa directa de la enfermedad inflamatoria intestinal
(15, 16). Asimismo, se constata que los pacientes que se encuentran más deprimidos o ansiosos son los que más
pronto y con mayor frecuencia recaen tras un periodo de remisión de síntomas (17, 14). Estos autores observaron
que los pacientes deprimidos tardaban una media de 97 días en experimentar una recaída, mientras que los nodeprimidos
llegaban a estar 362 días en remisión.
La relaciónLa relación existente entre la enfermedad y los aspectos psicosociales, y el hecho de que muchos pacientes no
saben qué hacer ni cómo afrontar los problemas generados por la enfermedad, unidos a la alta comorbilidad
existente entre el padecimiento de la enfermedad inflamatoria intestinal y los trastornos psicopatológicos, ha
llevado a algunos autores a desarrollar e implementar programas de intervención psicológicos (18, 19, 20, 21, 22,
23, 24, 25) que permitan a estos pacientes aplicar estrategias de afrontamiento efectivas que les ayuden a
solucionar los trastornos psicológicos asociados, mejorar la calidad de vida y afrontar de manera más eficaz las
demandas de la enfermedad.
En una reciente revisión realizada por García Vega (26) se concluye que los programas de tratamiento
multicomponente han sido, y son hoy en día, los más utilizados y eficaces en el abordaje psicológico de las
enfermedades inflamatorias intestinales. Estos programas persiguen el objetivo de dotar a los pacientes de las
habilidades necesarias que les posibilite manejar de manera más eficaz las situaciones de estrés, tanto las
relacionadas con la enfermedad como las que son propias de la vida cotidiana.
Entre las investigaciones realizadas dentro de este ámbito, cabe destacar el trabajo realizado por Schwarz y
Blanchard (23) en el que se obtuvo una mejoría estadística y clínicamente significativa en las variables
psicológicas medidas tras la aplicación de un programa de tratamiento multicomponente, en el que se utilizaron
las estrategias de relajación, biofeedback, estrategias de afrontamiento cognitivo y información acerca de la
enfermedad.
Asimismo, en una investigación más reciente llevada a cabo en España (24, 25), se obtuvo una reducción clínica y
estadísticamente significativa de los niveles de estrés y de la sintomatología de la enfermedad en un grupo de
pacientes después de la implantación de un programa psicológico, basado en la metodología de inoculación de
estrés, en el que se utilizaron técnicas de relajación, autoinstrucciones, estrategias de solución de problemas y
estrategias de afrontamiento.
En base a todo lo expuesto anteriormente, el presente trabajo experimental se propone demostrar la eficacia un programa protocolizado de tratamiento psicológico para disminuir la sintomatología emocional que puede
presentarse como consecuencia del padecimiento de la enfermedad inflamatoria intestinal. El grupo de
tratamiento es comparado con un grupo control en lista de espera (se analizan también los resultados del grupo
control después de la intervención).
La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) interfiere en la vida diaria de los pacientes afectando a su calidad de vida. Los factores psicológicos relacionados con la EII desempeñan un papel muy importante, ya que influyen negativamente en el curso de la enfermedad y en el bienestar general de los pacientes. Así, se observa que las manifestaciones de estrés, ansiedad y del estado de ánimo deprimido son muy frecuentes en pacientes con EII y, además, se relacionan con el aumento de las recaídas y la gravedad de los síntomas. En este sentido, se ha comprobado que los tratamientos psicológicos mejoran el curso de la enfermedad disminuyendo el malestar emocional. Por otra parte, una buena relación entre el médico y el paciente favorece la comunicación, la confianza y la toma de decisiones conjuntas. La EII requiere de un enfoque multidimensional donde el tratamiento psicológico forma parte de un abordaje eficaz de la enfermedad.

Visiones: 328 | Ha añadido: yotengocuci | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Copyright MyCorp © 2016
Alojamiento web gratis - uCoz