Manifestaciones psicosociales y calidad de vidaFactores y conductas de protección en las EII - 6 de Enero 2012 - Grupo de Apoyo YOTENGOCUCI


Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Compartir
Menú del sitio
Entrada
Mini-chat
Calendario
«  Enero 2012  »
LuMaMiJuViSaDo
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
Archivo de registros
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 18
Le saludo, Visitante · RSS 2016-12-03, 10:47 PM

Inicio » 2012 » Enero » 6 » Manifestaciones psicosociales y calidad de vidaFactores y conductas de protección en las EII
6:34 PM
Manifestaciones psicosociales y calidad de vidaFactores y conductas de protección en las EII

Manifestaciones psicosociales y calidad de vidaFactores y conductas de protección en las EII


Manifestaciones psicosociales y calidad de vida La enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa) es una enfermedad crónica. Esta cronicidad es precisamente la que puede generar un conjunto de cambios en la vida de la persona que en el ámbito personal, familiar y social pueden manifestarse, por ejemplo, en cambios en la autoimagen y la autoestima, en la dinámica familiar o en la vida laboral y de relación. La vivencia de estos cambios y las respuestas que cada persona genere para afrontarlos o adaptarse a esta nueva situación de salud, dependerán de factores como el tipo de enfermedad y de su evolución, los recursos personales que cada persona tenga y de cómo los utilice, y los sistemas de apoyo de los que disponga ésta y su familia, entre otros.

 

Factores y conductas de protección

Compartir

 

La enfermedad inflamatoria intestinal es una enfermedad de causa desconocida, pero conocer y potenciar ciertos factores y conductas de protección puede ayudar tanto al control de la enfermedad como a la mejora de la salud y la calidad de vida de la persona.

 

Entre estos factores y conductas destacan

  • Responsabilizarse y participar activamente en el control de la enfermedad (por ejemplo, tomar la medicación prescrita de forma adecuada, adaptar la alimentación al estado de actividad de la enfermedad…) y en el manejo de la situación de salud (por ejemplo, utilizar de forma responsable las terapias complementarias...).
  • Utilizar fuentes de información acreditadas y rigurosas para adquirir aquellos conocimientos que permitan tomar decisiones saludables. Contrastar siempre que sea necesario esta información con el equipo de salud (enfermera, médico, nutricionista…). 
  • Introducir aquellos cambios en el desarrollo de las actividades de la vida diaria que cada persona considere de forma única que pueden favorecer su bienestar y su calidad de vida. 
  • Controlar y evitar los factores y conductas de riesgo que se relacionan con la actividad de la enfermedad. 
  • Identificar la red de recursos (personales, familiares y sociales) que cada persona pueda necesitar y utilizarla (por ejemplo, los grupos de ayuda mutua).
Visiones: 1134 | Ha añadido: Sandy | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Copyright MyCorp © 2016
Alojamiento web gratis - uCoz