COMPLICACIONES DE LA ENFERMEDAD DE CROHN - 6 de Junio 2012 - Grupo de Apoyo YOTENGOCUCI


Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Compartir
Menú del sitio
Entrada
Mini-chat
Calendario
«  Junio 2012  »
LuMaMiJuViSaDo
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
Archivo de registros
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 18
Le saludo, Visitante · RSS 2016-12-08, 3:10 AM

Inicio » 2012 » Junio » 6 » COMPLICACIONES DE LA ENFERMEDAD DE CROHN
4:52 PM
COMPLICACIONES DE LA ENFERMEDAD DE CROHN
A continuación desarrollaremos las complicaciones más habituales de la enfermedad de Crohn. Hay que tener en cuenta que muchos pacientes no van a presentar ninguna complicación a lo largo de la evolución de su enfermedad.

Estenosis intestinal (estrechez intestinal):

La existencia de estenosis intestinales frecuentemente están presentes en la enfermedad de Crohn, bien en su fase crónica por rigidez (fibrosis) de la pared intestinal o bien en en el brote agudo de la enfermedad por inflamación y congestión del segmento intestinal. La estenosis puede ser única o múltiple y su localización preferente es el íleon. El síntoma predominante que habitualmente aparece es el dolor abdominal tras la ingesta, normalmente localizado en la zona derecha del abdomen, acompañado frecuentemente de náuseas.

 

Fístulas y abscesos:
A medida que el proceso inflamatorio transmural se profundiza hasta abarcar todo el grosor de la pared intestinal, se pueden producir trayectos fistulosos que pueden seguir diferentes direcciones. Las podemos agrupar en dos grandes grupos: cuando no encuentran salida al exterior, o cuando sí encuentran salida al exterior.

Cuando no encuentran salida al exterior. En estos casos, las fístulas pueden o bien acabar en una bolsa de pus, con la formación de un absceso, que conlleva a la aparición de dolor en la zona donde se localize (más frecuentemente en la zona anal) y fiebre; o bien desembocar en órganos vecinos, como otros segmentos de intestino, vejiga urinaria, etc. y constituir las llamadas fístulas internas.
Estas últimas tienen una alta incidencia en la enfermedad de Crohn, en torno al 35% de los pacientes, y se suelen producir en aquellos que tienen la enfermedad localizada preferentemente en el íleon.
Cuando encuentran salida al exterior. En estos casos desembocan en la piel, constituyendo las llamadas fístulas externas. Este tipo de fístulas son menos frecuentes, habitualmente no aparecen de forma espontánea, sino que están relacionadas con intervenciones quirúrgicas previas, siguiendo el trayecto de la intervención.



Enfermedad de Crohn perianal (zona anal):
En algunos casos, la manifestación más importante, e incluso en ocasiones la inicial, puede ser una enfermedad perianal caracterizada por la presencia de fístulas, fisuras o abscesos en la zonz anal. La aparición de una fístula externa o de fisuras anales múltiples en un paciente con síntomas sugestivos de enfermedad inflamatoria intestinal, puede ser un dato muy característico de una enfermedad de Crohn.

Hemorragia masiva:
Es una complicación poco frecuente, se suele presentar en el 1-2% de los casos con independencia de su localización. Se manifiesta con la expulsión de abundante sangre roja-oscura por el ano. En estos casos se puede producir un síndrome anémico agudo que puede requerir transfusión sanguínea.

Perforación:
Ocurre en el 1% de los casos de enfermedad de Crohn. La perforación aguda se suele presentar con dolor abdominal intenso, mal estado general, sudoración, fiebre, y, en ocasiones, los signos de peritonitis son evidentes (abdomen en tabla).

Megacolon tóxico:

Ocurre en el 5% de pacientes con enfermedad de Crohn localizada en el colon. Aquellos pacientes que tienen la enfermedad localizada sólo en el intestino delgado, no van a presentar este tipo de complicación. Consiste en la dilatación aguda de un segmento del colon o de su totalidad, y que se suele acompañar de dolor y distensión abdominal, mal estado general y fiebre.

El primer paso del tratamiento de estas complicaciones habitualmente suele ser médico, a excepción de dos complicaciones, como son la perforación aguda y el cáncer, que requieren un tratamiento quirúrgico inicial. Para el tratamiento médico, en la mayoría de los casos se requiere el ingreso del paciente en el hospital para un estrecho seguimiento, y en aquellas ocasiones donde no se produce una buena respuesta al tratamiento hospitalario prescrito, se puede requerir una intervención quirúrgica.

 

Visiones: 374 | Ha añadido: yotengocuci | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Copyright MyCorp © 2016
Alojamiento web gratis - uCoz